Clases semipresenciales: ¿qué piensan los gobiernos regionales sobre el retorno el próximo 19 de abril?

Las autoridades regionales y educativas consideran que la pandemia por el COVID-19 aún no puede ser controlada a nivel nacional, de retornar a clases esta situación podría agravarse producto de la variante brasileña y británica que ya se encuentran en 10 regiones del país y en el Callao. Más detalles en la siguiente nota.

El último anuncio del ministro de Educación, Ricardo Cuenca, acerca del retorno voluntario a clases presenciales y semipresenciales, generó una ola de críticas por parte de la población peruana; por ello, este diario se comunicó con algunos gobernadores regionales para conocer su postura en cuanto a esta decisión, sobre todo en medio de la grave situación sanitaria que atraviesa el país a causa del COVID-19.

Actualmente, un total de 22 regiones se encuentran en el nivel muy alto de alerta sanitaria por el nuevo coronavirus, a pesar de esto, el Ministerio de Educación (Minedu) habilitó 17.600 instituciones educativas públicas a nivel nacional para que operen con algún grado de presencialidad, en ese sentido, un total de 627.818 escolares podrían volver a las aulas el próximo 19 de abril.

Instituciones Educativas Públicas habilitadas para el retorno voluntario con algún grado de presencialidad y el número de alumnos que podrían volver a las aulas el próximo 19 de abril (Foto Archivo Minedu).
Instituciones Educativas Públicas habilitadas para el retorno voluntario con algún grado de presencialidad y el número de alumnos que podrían volver a las aulas el próximo 19 de abril (Foto Archivo Minedu).

La situación sanitaria podría complicarse aún más si esta población estudiantil retorna a las aulas, ya que según el Instituto Nacional de Salud (INS) la variante brasileña (P.1) y británica (UK) se encuentran en casi todo el territorio peruano, en su mayoría en Cajamarca, Cusco, Madre de Dios, Ucayali, Piura, La Libertad, Ayacucho, Loreto, Áncash, Lima y Callao.

Variante brasileña y peruana detectada en casi todo el territorio peruano (Foto INS).
Variante brasileña y peruana detectada en casi todo el territorio peruano (Foto INS).

Madre de Dios

El pasado 5 de abril, el Minedu emitió un comunicado en donde anunció el retorno voluntario a clases e indicaron haber coordinado con los gobiernos regionales y locales acciones para brindar mejores condiciones de salud y seguridad a los escolares y docentes. Sin embargo, el gobernador regional de Madre de Dios, el doctor Luis Hidalgo Okimura, sostuvo que el sector educación no se comunicó con él.

“Nosotros en primer lugar no hemos tenido contacto con el Ministerio de Educación, en segundo lugar no nos han consultado y si nos consultarán creo que la situación epimediológica en Madre de Dios no amerita en estos momentos el inicio de las clases presenciales o semipresenciales”, aclaró el funcionario.

La autoridad amazónica también reveló que existen algunas zonas en donde sí podrían realizarse clases presenciales, este es el caso de Boca Manu, una localidad que no registra casos COVID-19 por estar demasiado alejada.

“(…) las autoridades allí han hecho un control riguroso del ingreso y salida de las personas que viven en esa zona, es una población que está en el Manú y para llegar es muy distante, en ese caso sí podría realizarse (clases presenciales) pero en el resto del Manu, la provincia del Tahuamanu y la provincia de Tambopata, nosotros creemos que dada esta situación de aparición de la variante brasileña no deben de iniciarse las clases”, precisó Hidalgo Okimura.

El médico considera que si el Minedu insiste con las clases presenciales pondrían en riesgo la salud de los estudiantes, esto en referencia a la variante brasileña, la cual se encuentra en casi todo el Perú. “En nuestro caso (Madre de Dios) tenemos las dos variantes y otras más, por ello no se debe de iniciar, sería irresponsable de parte nuestra permitir que se realicen clases presenciales (…) las clases voluntarias o no, no las vamos a acatar”, finalizó.

Luis hidalgo Okimura, gobernador regional de Madre de Dios (Foto: GoreMad)
Luis hidalgo Okimura, gobernador regional de Madre de Dios (Foto: GoreMad)

Áncash

Desde que comenzó la pandemia, Áncash ha registrado hasta el pasado 5 de abril 3.098 fallecidos a causa del COVID-19, lo preocupante es que de esta cifra, 1.168 decesos se reportaron en los 3 primeros meses del 2021, según la Sala Situacional COVID-19 de la región. Además, el INS detectó un caso positivo de la variante brasileña de las 40 muestras que analizaron.

Un caso positivo de la variante brasileña (Foto: Archivo GEC)
Un caso positivo de la variante brasileña (Foto: Archivo GEC)

En tanto, el Minedu habitó para esta región 531 instituciones educativas públicas para que pueda realizarse el retorno semipresencial a clases, esto comprende a 17.157 estudiantes. Por su parte, el gobernador regional de Áncash, Henry Borja Cruzado, se mostró en contra de esta medida y fue firme al indicar que no van a permitir el retorno presencial.

“No vamos a permitir que se inicien las clases presenciales ni semipresenciales en Áncash. Las condiciones actuales no nos brindan garantías sobre la salud, se pondría en riesgo de contagio por el nuevo coronavirus a todos nuestros escolares y docentes”, expresó.

Henry Borja Cruzado, gobernador regional de Áncash (Foto: Gore Áncash)
Henry Borja Cruzado, gobernador regional de Áncash (Foto: Gore Áncash)

Cusco y Apurímac

Las autoridades educativas de la región cusqueña, a través de un acuerdo unánime de las 14 Unidades de Gestión Educativa Local (UGEL) y la Gerencia Regional del Educación (GEREDU), acordaron no desarrollar labores presenciales ni semipresenciales durante el primer semestre de 2021.

Así lo informó el gerente regional de Educación, Arturo Ferro Vásquez, al señalar que en Cusco no se cumple con los requisitos para una eventual semipresencialidad o presencialidad para el dictado de las labores escolares. Por último, afirmó que primero debe priorizarse la salud de la población ante las circunstancias complicadas que se viven a consecuencia del COVID-19.

El Minedu habilitó para Cusco un total de 677 colegios públicos en las modalidades inicial, primaria, secundaria, Educación Básica Alternativa (EBA) y Educación Básica Especial (EBE), integrados por una población de 24.336 alumnos.

Similar situación ocurrió en Apurímac, donde la directora de educación regional de Educación, Lourdes del Carmen Vigil Mamani, precisó que las condiciones epidemiológicas por la pandemia aún no pueden ser controladas a nivel nacional, peor aún tras la aparición de las nuevas variantes del virus.

Idel Vexler

En comunicación con este diario, el exministro de Educación Idel Vexler, añadió que el Minedu debería repensar el retorno a clases presenciales y semipresenciales.

“El Minedu ha seguido de manera protagónica y reiterativa proponiendo el regreso a la prespecialidad en 17,778 escuelas rurales para una población de 633 mil alumnos y con la participación de cerca de 53 mil docentes, ojo aún no vacunados, y lo hace cuando el nivel de contagios y decesos es el más alto de la pandemia. Esto ha generado corrientes de opinión contrarias en directivos, padres de familia y maestros. Creo que el Minedu no ha medido bien su propuesta. Creo que debe repensar esta decisión, finalizó.

Cabe resaltar que no todos los colegios habilitados pueden ser reabiertos pues para ser considerados aptos, primero deben cumplir con las condiciones de bioseguridad y contar con la conformidad de la comunidad educativa, integrada por el director, los docentes y los padres de familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *